Combustión y octanaje

Combustión y octanaje

¿A qué llamamos octanaje o número de octano? Bien, nos referimos a la unidad que mide el poder antidetonante de un combustible. Este es el poder que posee ante las temperaturas y presiones que someten a la mezcla (de combustible y aire) en la cámara de combustión del motor.

 

Aquellos motores que poseen índices de compresión elevados utilizan combustible (o gasolina) de octanaje bajo, pudiendo llegar a detonar provocando pérdidas de potencia y generando incluso daños que afectarían el rendimiento futuro.

 

 

Cuanto mayor sea la relación de compresión mayor será también el octanaje requerido para el motor. Evitando de este modo una detonación prematura de la mezcla de combustible y aire.

 

Las marcas comerciales de naftas, combustibles o gasolinas identifican con diferentes nombres sus productos de mayor octanaje (Premium, V-Power, etc). El número de octano suele estar indicado en las expendedoras mismas: 95.98 (por ejemplo).

 

Una mezcla de combustible que tiene 95% de iso-octano (poco detonante) y 5 % de n-heptano (muy detonante) tiene un octanaje de 95. Una gasolina con un número de octano de 98 es menos detonante que una de 95.

 

Te puede interesar
Cerrar X